Otra extraňa situación

La chica solamente miraba a los ojos de Juan. Ella no dijo nada y después se marchó de la ambulancia. Juan también salió porque quería detener a la chica. Pero enfrente de la ambulancia no había ninguna persona. Muy triste se volvió adentro donde lo esperaba su abuela con el perro. Todos tres se calladamente volvieron a casa. La abuela se decidió que iba a cocinar algo bueno para su nieto. Creía, que su nieto tenía la cara tan pálida por el hambre. Pero todos sabemos, que no estaba pálida por eso. Juan quería descansar y ser solo. Se fue a su habitación y encendió la tele donde pusieron una película. Estuve muy sorprendido porque la protagonista fue la chica misteriosa, con cuya  se había encontrado muchas veces en  aquel día.

The End

12 comments about this story Feed