Un día de invierno

narra un día frio y nevado de invierno

Era un día gris y frio. Eran las cuatro y media de la tarde y el cielo estaba tomando un color que presagiaba una gran nevada. Pasados unos minutos comenzaron a caer unos pequeños copos helados. Pasadas dos horas un manto blanco cubría las calles y plazas de la ciudad y el tráfico comenzaba a convertirse en una pequeña odisea. Las temperaturas, al ir acercándose la noche, descendían de manera paulatina y la nieve caida comenzaba a crear una capa helada que dificultaba en gran medida el tráfico rodado. Largas filas de coches se amontonaban en las calles y los desplazamientos cada vez eran más difíciles.

The End

0 comments about this story Feed