la argentina

... Clara, la vecina argentina.

Hola -le dijo ella- ¿vos sos Paco?, la señora cartera me dijo que tú le habías indicado mi departamento. Si, si yo soy Paco, Paco Blásquez. ¿Y usted es? (ya sabiendo quién era). Me llamo Clara, Clara de Asís, -mucho gusto-dijo ella,- mucho gusto- respondió él. Como no conozco a nadie en este incómodo condominio, y al parecer vos sí me conocés a mí, vine a presentarme formalmente, me gustaría que viniera a mi departamento a comer. Si, me encantaría respondió él, ¿qué cocinará, carne asada, empanadas de carne (de las cuales Paco es gran fanático), tal vez? –No, no soy buena cocinando comida argentina -dijo ella, -no me estereotipeé-pensó. Ella iba a cocinar enfrijoladas, se lo dijo a Paco. -Esta bien, agradezco su invitación-dijo Paco- ¿a qué hora debo presentarme? –Mañana como a las cinco, cinco y media- dijo ella. Ellos se despidieron.

Todo el día Clara estuvo pensando acerca de la remembranza entre Paco y su difunto esposo Rodrigo.

El día llegó y Paco se apareció puntual y formal a la puerta de Clara.

The End

0 comments about this story Feed