El paseo

Todo eso era mucho para mí. Necesitaba algún tiempo para pensar y por eso me decidí que iría de paseo a un parque, al parque el que visitaba cuando me sentí mal o triste. Había un poco fío y por eso cogí mi paňuelo favorito de color rosa. Paseaba por el parque, pensaba sobre todo, sobre la enfermedad de mis padres. De repente me encontré sola. Alrededor no había nadie, solamente yo, los árboles, el lago pequeňito, el viento frío. Y un chico muy guapo con su perro. Lo miré con unos ojos fatales y en ese momento nos enamoramos a primera vista. Pero él me parecía muy conocido...

The End

16 comments about this story Feed