diferencias

Pero mi padre no era tan encantado de mi regreso. Todavía ha estado enfadoso. Empezó a hablar a gritos que yo soy totalmente raro, que totalmente no uso mi cabeza, que yo no sé nada sobre cosas que pueden ocurrirme. Por cada minuto yo estoy más y más avergonzado. Yo lamenté las cosas que yo hizé y quizé llorar. No pude hablar y por eso yo dijé solamente "perdoname, porfavor" y me fui a mi habitación. Me senté a la cama y empezé a pensar. Yo quizé hacer algo para alegrar mis padres. Algún regalo. Pero cómo y qué???

The End

16 comments about this story Feed