Propuesta del anciano

...Me dirigí hacia la puerta. Nadie estaba allí. En toda la cocina había oscuro, estaba quemada solamente una vela. De esa habitación estaba arrancado algún miedo y ese temor yo no podía identificar.  Otra vez miré por la ventana y en su reflejo vi una sombra. De repente me mudó. Enfrente de mí estaba un anciano con barba larga y blanca. En su mano apretaba una almadena mágica. Me tocó, empinó la almadena y delineó un círculo en el aire.  De pronto no estabamos en la cocina sino en un jardín maravilloso con rosas blancas. No podía hablar, querría preguntar muchas cosas al anciano, pero no dije nada. Dentro de un rato empezó a hablar el anciano: ,,Todavía existe una manera posible para salvar tu vida y la vida de los que ya están muertos. Mira en ese jardín. Qué ves?" ,,Veo flores, rosas blancas. Dondequiera miro, veo las rosas. Esas rosas me podrían ayudar?" pregunté. ,,Por cada una de esas rosas puedes salvar cualquier vida que quieras. La vida de tu elefante Pedro, de la chica... Y la tuya también." Espacié la mirada por el jardín. El anciano me di mucha espezanza. ,,Pero ese favor tiene también su adeudo", dijo anciano, ,, tendrás que darme tu corazón. Ya no podrás sentir naa, ni el amor, ni dolor, ni felicidad. Te doy unos minutos para decidir." ,,No necesito tiempo, ya me he decidido. Las vidas de mis amigos son tan importantes de que te doy mi corazón." El anciado di la mano a mi tórax. En ese momento sentí tanto dolor que no había sentido nunca antes. Eso fue mi último sentimiento. Entonces cogí tres rosas blancas y volví a la cocina. Esas flores se convirtieron de repente en mis amigos perdidos, en elefante y chica, y la última fusionó conmigo...

The End

22 comments about this story Feed