Los tulipanes negros

Era la miraba de una compaňera mía. La encontraba cada día en la escuela pero nunca me sentí tan malo junto a ella como ahora. De repente alguien me dio un golpe y no recordé que se occurió después. Me desperté en una habitación hospitalaria con las paredes amarillas. Cerca de mi cama había una mesilla pequeňa y en ella había un tulipán negro. Mis padres me visitaban cada día pero nunca me daron ni flor. El tulipán recibí tres veces. Y cada uno era de color negro.

Ahora estoy en casa, me fui del hospital ayer, pero todavía no averigué de quién tengo los tres tulipanes.

The End

22 comments about this story Feed