Un teléfono

Esto era muy buena idea, porque desde mi infancia experimenté a hacer encantos diversos. Al día siguiente fui a la calle con mi función de encantos, pero la ganancia era muy baja. Por eso me decidí que no voy a trabajar como mago y que tenía que buscar un trabajo nuevo. Busqué, busqué y busqué pero no encontré nada. Un día me sonó el teléfono. Era una voz desaparecida. De su voz tenía miedo porque me dijo que......   

The End

13 comments about this story Feed